Cómo mejorar la frecuencia de envío en 5 pasos

Como ustedes saben, hay una delgada línea entre la poca frecuencia y el “bombardeo” de mensajes por correo electrónico. ¿Cómo saber si está enviando con la frecuencia correcta a sus suscriptores?

Lo más razonable es hacer pruebas, enviar con más y menos frecuencia a nuestros suscriptores y así determinar la frecuencia con la que conviene comunicarnos con nuestros clientes. El problema está en que casa suscriptor o cliente es único. Por lo cual nos enfrentamos en una situación medianamente comprometida, es decir, a cierto sector de nuestra lista le puede agradar recibir mensajes diariamente, mientras que a otro sector solo prefiere recibir un resumen mensual.

La conclusión rápida que sacamos de este razonamiento es que sin dudas la mejor solución es darle la opción al usuario de elegir con que frecuencia desean recibir nuestras comunicaciones. Ésto se puede hacer de varias formas, que veremos más adelante en otro post. Ahora, nos concentraremos en como realizar las pruebas de frecuencia para al menos tener una vaga idea de lo que desean nuestros usuarios.

Paso 1 – Establecer nuestra hipótesis

En este paso, se trata de utilizar un poco nuestro sentido común. Como cada usuario es único, cada lista también lo es, por lo que no existe una regla absoluta cuando hablamos del comportamiento de suscriptores.

Un ejemplo puede ser aumentar nuestra frecuencia de una vez a la semana a tres veces por semana y suponer que tendremos menos clicks en nuestros correos, pero en total (entre las tres comunicaciones) tendríamos más clicks en total que lo habitual. O por el contrario, obtener una alta tasa de opt-out o de desuscripciones.

Así que, a tener mucho cuidado con lo que suponemos, y nunca dar una hipótesis como descartada ya que nos podríamos llevar gratas o ingratas sorpresas.

Paso 2 – Elegir un segmento de lista

Vamos a elegir un sector de nuestra lista o segmentación, segmentar una segmentación suena una poco raro, pero creemos que es necesario tomar solo un sector de nuestro publico objetivo para comprobar nuestra hipótesis ya que podría fallar y tener resultados no deseados.

Es bueno, tomar un sector bastante considerable para obtener resultados más fidedignos que representarán en gran medida toda nuestra lista o segmentación.

También es recomendable utilizar listas que no sean de clientes o potenciales clientes, sino más bien utilizar listas como por ejemplo suscriptores de nuestro blog, u objetivos no tan comprometedores o que puedan perjudicarnos. Recuerden que estamos simplemente probando, analizando a nuestros suscriptores.

Paso 3 – Estableciendo las métricas base

Frecuencia correo electrónicoUna vez que sabemos lo que queremos poner a prueba, estamos en condiciones de establecer los parámetros de rendimiento para nuestra prueba. Este paso es muy importante y es lo que determinará el éxito o fracaso de nuestra prueba.

Recomendamos tener encuentra las típicas métricas de email marketing como por ejemplo, tasa de apertura (open rate), tasa de cancelación de suscripción (opt-out rate), tasa de clicks (click rate), etc.

De la misma manera, no se abstenga solo a comparar las métricas clásicas de email marketing, anímese a ir más lejos y mida por ejemplo la tasa de clicks (click rate) en una oferta específica o incluso la tasa de llenado de un formulario.

Esto por supuesto es muy personal y varía mucho en cada campaña. Simplemente compare todas métricas que desee para sacar mayor provecho de nuestra prueba.

Paso 4 – Crear y agendar nuestra prueba

Lo que tenemos que hacer es crear un par de correos electrónicos que no se vayan demasiado de la línea de comunicación que venimos tratando, es decir, intentar de enviar correos que el usuario esté acostumbrado a recibir. No es momento de probar asuntos creativos, cambiar el remitente, o una plantilla nueva. Este tipo de variaciones podrían afectar nuestros resultados y por ende no ser un fiel reflejo de nuestra prueba, la frecuencia de nuestros correos.

Una vez creados los mensajes de correo electrónico, programamos la frecuencia de envío que indica nuestra hipótesis. Tener en cuenta en las pruebas que excedan una semana de duración de seleccionar los mismos días y horarios con el fin de no añadir una nueva variable a nuestra prueba.

Paso 5 – Medir y analizar los resultados

Es hora de medir los resultados obtenidos. Primero contra su hipótesis, ¿Estaba en lo correcto? ¿Qué sucedió? ¿Por qué? Deber revisar los resultados de toda la prueba, cuales fueron los comportamientos de los usuarios conforme iba transcurriendo la prueba.

Ahora que ya tiene un pantallazo de como reaccionaron sus usuarios frente a una nueva frecuencia de envíos, está en condiciones de poder ajustar sus envíos a la frecuencia que mejor funcione para usted.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *