Deliverabilidad: Lo que hay que saber.

Tal vez pienses en “deliverabilidad” como una palabra elegante para describir todos los temas involucrados en conseguir que su correo electrónico sea entregado a su destinatario. Todo lo que afecta a su correo electrónico una vez que usted decide apretar “enviar”, se puede decir que viene bajo el título de deliverabilidad.

Esta expresión (en ingles: deliverability) también se utiliza para describir su relativo éxito en conseguir un email entregado. Es por eso que se escucha hablar de “mejorar” su capacidad de deliverabilidad de su correo electrónico, lo que significa la utilización de medidas para garantizar que más correos electrónicos lleguen a sus clientes.

¿Que temas afectan a la deliverabilidad?

Por desgracia, cuando se envía un correo electrónico masivo, ya sea, decenas o millones de suscriptores, no todos los destinatarios recibirán su correo. Nadie puede hacer click en un enlace en un correo que nunca ve, por eso es importante la deliverabilidad. En cuanto peor sea la deliverabilidad, menos éxito tendrán las campañas.

¿Por qué no todos los correos llegan al destinatario?

Hay dos razones principales, los rebotes (bounces) y las medidas anti-spam

1. Rebotes (bounces)

Es el correo electrónico que por alguna razón técnica no llega al destinatario. Los servidores reconocen el problema y normalmente informa al remitente que el mensaje no ha llegado a través de un correo informativo.

Hay muchas razones por las que un correo electrónico puede rebotar, pero generalmente se dividen en dos grande grupos, problemas permanentes y temporales.

  1. Permanentes: por ejemplo la dirección de correo no existe, o algún error de tipeo.
  2. Temporales: casilla de correo llena, caída de algún servidor, etc.

Vero post “Hard bounce y soft bounce, diferencias”.

2. Medidas anti-spam

Deliverabilidad - Spam
Spam es todo aquel correo electrónico que contiene publicidad que no ha sido solicitada por el propietario de la cuenta de e-mail.

Las medidas anti-spam son las que el sistema que recibe el correo del lado del receptor interfiere con la entrega de su correo.

Los correos de spam son un azote en internet, y las empresas que prestan servicios de software e infraestructura para las personas que utilizan el correo electrónico hacen todo lo posible para evitar que los mensajes de spam lleguen a la gente. Así hay diferentes mecanismos para la identificación de spam

Mejorar la deliverabilidad

Lo bueno de los problemas de rebotes es que uno sabe de ellos por el mensaje de revolución que hablábamos anteriormente, pero no siempre tiene información relevante que explique el problema. Por eso se deben tomar acciones apropiadas al tema.

Generalmente los servicios de marketing por correo electrónico dan información sobre los rebotes, estos son extractos de un informe creado después de un pequeño lote de mensajes, le dice al remitente el numero de mensajes rebotados y por qué.

Muchos servicio de email marketing toman acciones automáticas, como por ejemplo ExactTarget que a los 3 rebotes en un período de 15 días, pasa al usuario a un estado de inactivo (no se le enviarán mas correos, similar a desuscripto) hasta que el mismo realice alguna acción como abrir un mail o clickear sobre él.

Algo muy sano a realizar para mejorar la deliverabilidad es realizar este proceso manualmente, es decir, excluir de la lista de envío aquellos usuarios que hayan tenido rebotes, por lo menos rebotes permanentes.

Otra buena práctica es utilizar algún servicio como BriteVerify, DataValidation o LeadSpend para eliminar correos con errores de sintaxis, trampas de spam entre otros, dependiendo del servicio, que además indirectamente, también dependiendo la plataforma de envíos que utilicen, podría bajar los costos de marketing.

Pero por supuesto, la mejor acción y solución que puedan tomar es sólo enviar a la gente que hizo opt-in y con información relevante. No hay mejor campaña de email como la que se envía al usuario lo que el usuario desea recibir.

2 comentarios en Deliverabilidad: Lo que hay que saber.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *